Incumbencias Profesionales del Técnico Químico

Evaluar las demandas de los análisis planteados, interpretar adecuadamente el tipo de requerimiento y planificar las acciones correspondientes que permitan su resolución.

El técnico analiza los lineamientos que se le plantean y planifica una resolución acorde a los problemas presentados. Para ello dispone de las herramientas que le permiten interpretar y planificar la forma de su realización, evaluando si es preciso el asesoramiento y/o asistencia técnica de profesionales de otras disciplinas.

Proponer modificaciones en los controles de insumos, productos, efluentes, emisiones, métodos de análisis y calidad.

Interpretar documentación técnica.

Identificar las operaciones y procesos a adoptar, adaptar u optimizar.

Identificar y evaluar las especificaciones de productos, materias primas e insumos fijando y/o estableciendo prioridades. 

Elaborar los cursos de acción adecuados para encarar la ejecución de las tareas planificadas.

En esta función el técnico garantiza las óptimas condiciones de funcionamiento, de modo de lograr la continuidad y eficiencia de los procesos productivos, elimina o corrige los factores que afectan o acortan la vida útil en equipos, instrumentos e instalaciones.

Reconocer subsistemas de procesos químicos.

Seleccionar operaciones, procesos y métodos de control.

Definir las condiciones operativas de corrientes y equipos

Ajustar métodos y técnicas de análisis y ensayos.

Gestionar y administrar el funcionamiento del ámbito de trabajo, las relaciones interpersonales y la provisión de los recursos.

En esta función el técnico gestiona y administra el funcionamiento del ámbito de trabajo, atiende la demanda de los diferentes sectores y coordina y/o controla diversas actividades vinculadas con el área de su profesionalidad.

Interpretar la demanda de los diferentes sectores y las normas y procedimientos internos para la selección y abastecimiento.

Planificar, ejecutar, coordinar y controlar las actividades de selección y comercialización.

Organizar y controlar el transporte de materias primas y/o productos en proceso y/o terminados.

Interactuar con personal perteneciente a otras áreas o sectores del ámbito laboral.

Analizar la información recibida y evaluar su incidencia sobre planes y programas de producción y suministros.

Efectuar inspecciones a las instalaciones.

Verificar la eventual certificación por las normativas Provinciales, Nacionales e Internacionales vigentes.

Documentar modificaciones de procesos, materiales, manipuleo o almacenaje.

Controlar las condiciones de operatividad del instrumental.

Controlar la existencia de insumos y otras sustancias.

Verificar las condiciones operativas y de seguridad de los equipos e instalaciones.

Realizar análisis de ensayos e interpretar sus resultados. 

El técnico está capacitado para desempeñarse como analista de materias primas, insumos, materiales en proceso, productos, efluentes y emisiones al medio ambiente en laboratorios de producción y de investigación y desarrollo. Para ello conoce los métodos y técnicas de ensayo, equipos e instrumental de laboratorio, e interpreta, realiza, desarrolla y optimiza técnicas específicas, selecciona equipos, instrumental y drogas específicas del laboratorio; toma, acondiciona y dispone muestras; maneja técnicas estadísticas, realiza mediciones y evalúa la confiabilidad de los métodos utilizados, registrando y comunicando adecuadamente los resultados obtenidos.

Realizar análisis y ensayos, químicos, físicos, fisicoquímicos y microbiológicos bajo normas establecidas, de muestras, procesos químicos, efluentes y emisiones.

Evaluar datos e interpretar los resultados de los ensayos realizados para tomar decisiones

Conocer e identificar las drogas inherentes a cada ensayo y/o análisis.

Manipular drogas y reactivos, elementos e instrumental de laboratorio.

Disponer adecuadamente el almacenaje, cuidado y conservación de drogas, reactivos, soluciones valoradas y preparados.

Manipular y conservar materiales, aparatos e instrumentos de laboratorio.

Conocer, aplicar y controlar el correcto empleo de las normas de bioseguridad e higiene.

Supervisar la ejecución de ensayos y análisis y la adecuación de los procedimientos a normas de calidad, seguridad y manejo adecuado de residuos.

En esta función el técnico supervisa a profesionales de su área en cuanto a la ejecución de ensayos y análisis acorde con las normas de calidad, seguridad y manejo adecuado de residuos.

Manejar, controlar y supervisar grupos de trabajo.

Informar acerca de procedimientos, normas y conductas.

Disponer adecuadamente los residuos y hacer cumplir las normativas

Generar y/o participar de emprendimientos vinculados con áreas de su profesionalidad.

El técnico está en condiciones de actuar individualmente o en equipo en la generación, concreción y gestión de emprendimientos. Para ello dispone de las herramientas básicas para identificar el proyecto, evaluar su factibilidad técnico económica, implementar y gestionar el emprendimiento y requerir el asesoramiento y/o asistencia técnica de profesionales de otras disciplinas.

Prestar servicios de asistencia técnica a terceros.

Adquirir, seleccionar y montar equipos de laboratorio y plantas de procesos químicos.

Proyectar y gestionar la instalación de laboratorios y plantas de pequeña y mediana escala.

Evaluar la factibilidad técnico – económica de microemprendimientos.

Operar y plantear mejoras en procesos químicos, físicos, fisicoquímicos y microbiológicos.

El técnico interpreta el proceso químico, físico, fisicoquímico o microbiológico; los planes y programas planteados y analiza las posibles modificaciones. Debe conocer y operar los equipos de producción, mantenimiento y seguridad con sus respectivos sistemas de control manual y automático, pudiendo sugerir cambios de tecnología y de condiciones operativas.

Operar y calibrar equipos de plantas de producción. 

Controlar, analizar y modificar las variables de procesos.

Detectar e informar fallas en equipos e instalaciones del proceso.